Dimensión Persona y Educación

El ser humano se encamina a la plenitud cuando supera la autoreferencia y se entrega a los demás a través de su persona y de su obra.

Dimensión de la Persona

La persona posee una identidad y dignidad que tiene la oportunidad de descubrir, a partir de las múltiples experiencias que le presenta la vida. A lo largo de la existencia, puede llegar a conocer y desarrollar cada una de las características y facultades de las que está dotado.

Individual

Creemos que la persona es capaz de:

  • Conocer y valorar la identidad propia y la de los demás.
  • Construir una imagen positiva y realista de sí misma.
  • Respetar la singularidad que descubre en sí misma y en los otros.
  • Proponerse metas.
  • Esforzarse para superarse a sí misma.
  • Demostrar actitudes y comportamientos de auto cuidado y responsabilidad frente a sí misma.

Intelectual

Afirmamos que el ser humano está facultado para:

  • Utilizar su capacidad intelectual.
  • Desarrollar sus habilidades y destrezas cognitivas.
  • Hacer buen uso de su inteligencia.
  • Adquirir y ejercitar métodos de aprendizaje.
  • Ampliar el horizonte y profundidad de los conocimientos.
  • Aportar al progreso y a la mejora en la calidad de vida de todos los seres humanos.

Social

Reconocemos que cada persona tiene la posibilidad de:

  • Relacionarse constructivamente con los demás.
  • Asumir roles y responsabilidades.
  • Participar en la construcción de una nueva sociedad.
  • Establecer una vida ciudadana que promueva la inclusión y la no discriminación.
  • Respetar y valorar la naturaleza.
  • Contribuir a cuidar y conservar el medio ambiente limpio y sano para la vida.

Espiritual

Sostenemos que todo hombre y mujer debe tener la oportunidad para:

  • Establecer relaciones de fraternidad y solidaridad con las demás personas.
  • Ser respetado en sus creencias y expresiones religiosas.
  • Diseñar un proyecto de vida con libertad.
  • Ser respetado en su libertad de conciencia.

Dimensión de la Educación

La educación encuentra su valor y sentido cuando se pone al servicio de la persona, como un ser inacabado y perfectible. La educación es un proceso, que se orienta al crecimiento armónico e integral de cada hombre y mujer.

Individual

Creemos que la educación aporta para que cada persona pueda:

  • Llegar a descubrirse y conocerse con verdad y profundidad.
  • Cuidar y valorar su cuerpo y salud.
  • Respetar la propia singularidad.
  • Integrar de manera armónica las circunstancias vitales.
  • Hacerse responsable de sus comportamientos y opiniones.

Intelectual

Reconocemos que la educación contribuye en el ser humano para:

  • Incentivar la búsqueda de la verdad.
  • Conocer y valorar las aptitudes de que dispone.
  • Desarrollar el espíritu crítico.
  • Adquirir y ejercitar diferentes estrategias de trabajo intelectual.
  • Motivar el aporte de los propios dones y talentos a favor de la comunidad.

Social

Afirmamos que la educación da oportunidades a cada hombre y mujer para:

  • Desarrollar las habilidades sociales.
  • Promover la asertividad en las relaciones interpersonales.
  • Generar espacios de integración y participación social.
  • Desarrollar el espíritu y la conciencia activa.
  • Cultivar una actitud proactiva y de emprendimiento frente al mundo.
  • Promover una sociedad más justa, solidaria e incluyente.

Espiritual

Sostenemos que la educación puede entregar a toda persona la oportunidad de:

  • Descubrir la dimensión trascendente de la existencia humana.
  • Sensibilizarse y progresar en el mundo de los valores que elevan la dignidad humana.
  • Cultiva la recta conciencia.
  • Vivir experiencias significativas y relevantes que aporten al desarrollo moral.